Una Última Reflexión

Martes 2 de Mayo del 2017

Se acabo el semestre. Tanto el semestre como la materia de Historia de las Artes Audiovisuales II han resultado en una experiencia nueva, desafiante, y grata. Que si es cierto que una gran carga de trabajo termina por ser contraproducente, me lo parece. Pocas cosas me molestan más que entregar trabajos a medias o sin ganas, y es por eso que en ocasiones termino por tomar decisiones que afectan mis calificaciones, mis relaciones interpersonales, y mi salud; me llevaré está reflexión para el siguiente semestre donde procuraré encontrar un balance entre el tiempo que le dedico a las tareas, y el tiempo que le dedico a mis amigos, a mi familia, a —-, y a mi misma. Siendo sinceros, la vida universitaria se pasa volando.

Un alumno promedio en mi universidad, lleva 54 materias a lo largo de su carrera. De la gran mayoría de ellas, de no aprovecharlas, el alumno apenas duras recordará el nombre de su maestro o maestro. Creo que en este punto de mi carrera, más que nunca antes, caigo en cuenta que las lecciones de la universidad no son para obtener un título, se aplican en la vida profesional (si tienes suerte está es tu pasión), y en tu vida personal. Somos pocos los jóvenes mexicanos que tenemos acceso a una educación superior, y lejos de jugar a la escuelita para olvidarnos del mundo real, podemos empezar a fusionar ambas facetas.

A lo largo de este curso de historia aprendí las bases de numerosos movimientos contemporáneos, enfatizando las similitudes y diferencias entre el arte del pasado y lo que hace hoy en día. Todo el arte que se concibe bajo la idea de romper con lo usual es rechazado en un principio. Incluso aquellos artistas y movimientos que hoy vemos como genios intocables pasaron por una etapa de rechazo por parte de la sociedad y la institución del arte. Un claro ejemplo, aunque bastante repetitivo como menciono, es el del Impresionismo. “Impression, soleil levant” o Amanecer Impresionista es un título que recibe e integra con humor los insultos a esta pintura de Claude Monet la cuál recibió una crítica tan dura, que se le acusaba de presentar algo sin talento ni gracia, resultando en las pinceladas de una simple primera impresión1

Por otra parte, el investigar y comprender el contexto bajo el que se originan y desarrollan diferentes movimientos artísticos, es un recurso muy valioso. El arte siempre responde a su presente, y a través de el nos es posible acercarnos a los pensamientos y emociones de las personas que vivieron o viven en aquella época y espacio. Es aquí donde el arte comienza por desvanecer sus fronteras con las ciencias exactas, la política, la economía, demás humanidades, entre muchas otras. Aún mejor, el arte puede dejar de ser un recurso utilizado por las instituciones de poder para establecer la cultura legítima y mantener el control; y ser utilizado por la gente y el pueblo para denunciar injusticias, traer a luz lo desconocido y construir nuevo significado. 2

A todo esto, concluir con un proyecto de apropiación artística me hizo creerme capaz de producir arte con mis propias manos. Los ensayos son buenos ejercicios para la escritura y el análisis, pero crear algo desde cero que responda a tu contexto personal y propias inquietudes, es algo completamente diferente. Difícil es, claro, tomar una de tus inseguridades, miedos, rabias; y exponerlas frente a un público. Tanto al tratarse de un contexto personal como contexto histórico-social, le brindas voz a una injusticia que se ha callado la boca durante un largo tiempo. Quizás meses, años, décadas, siglos y eternidades, porque hay algo que nunca cambia. Siempre existirá el abuso de poder y la explotación de aquellos que son tus iguales, pero les brindas una mirada ciega.

De aquí a lo que sigue, aplicar estos conocimientos en nuevas experiencias y nuevas indagaciones. Nunca se termina de aprender. Suerte tengo entonces de encontrarme en una posición que me lo facilita bastante; mis maestros, compañeros, comunidad universitaria, una de las más grandes bibliotecas del país… me quedo sin excusas. Por algo se comienza y conocer a la escena local, los artistas emergentes, y apasionados de la cultura debe ser uno de mis nuevos hobbies. “Descubrir, compartir, transformar” es uno de los slogans de mi gira de documentales favorita que funge bajo la visión, de que a través del cine y el arte, te puedes acercar a otras realidades y transformar el mundo. Me robo esta frase, y la comparto.

Notas y Referencias

Herbert, James D.. “Impressionism.” Encyclopedia of Aesthetics. Oxford Art Online. Oxford University Press, Accedido el 7 de febrero, 2017, http://www.oxfordartonline.com.ezproxy.iteso.mx/subscriber/article/opr/t234/e0285.

2 Giménez, Gilberto (2005): La concepción simbólica de la cultura. En Teoría y análisis de la cultura, Vol.1, (67-87) México: Conaculta

Ambulante, Gira de Documentales.


Fotografía a detalle de la corteza de un árbol en ITESO 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s